Estás aquí:
Cultivo y propiedades de la col, berza o repollo Consejos Huerto 

Cultivo y propiedades de la col, berza o repollo

La col, repollo o berza (Brassica oleracea L.), pertenece a la familia de las brasicáceas (Brassicaceae) o crucíferas (Cruciferae), hortaliza de otoño-invierno que puede presentarse en dos variedades: lisa o rizada.
Son plantas voraces que necesitan un suelo alcalino, húmedo, compacto y rico en nutrientes como el boro, fósforo, nitrógeno y potasio. El terreno a cultivar se puede abonar con estiércol maduro.
Una berza madura que ya está a punto para recoger.

Se siembra en semillero con 10 cm de separación entre plantitas
y luego se transplantan en el huerto con una distancia mínima de medio
metro entre ellas ya que sus hojas son grandes y la planta crece
bastante. Es aconsejable sembrar escalonadamente de acuerdo al consumo familiar, por ejemplo 10 plantas mensuales ya que luego madurarán todas al mismo tiempo y su fruto es bastante grande para cosumirlo.

El período de siembra, transplante y cosecha es el siguiente:
Protegidas en invernadero en febrero-marzo, transplantándose en marzo-abril.
En exteriores se siembra desde abril hasta julio, transplantándose en julio-agosto.

Se cosecha desde octubre hasta febrero cortando las cabezas de las berzas con un cuchillo de hoja larga sin arrancar la planta entera porque es probable que vuelvan a salir brotes nuevos.

Distintas etapas del crecimiento de las coles en el huerto.

Aunque es una planta resistente al frío, conviene recalzar las coles para contribuir a favorecer la calidad de su fruto y proteger a la planta de las heladas.

Debido a que es una gran consumidora de nutrientes del suelo, es aconsejable practicar la alternancia y compatibilidad de cultivos, o dicho con otras palabras, hacer rotación de cultivos en el mismo espacio del terreno sin repetirlos.

En cuanto a sus propiedades, puede ser consumida cruda o cocida y no sólo es importante su aporte de vitamina C y de ácido fólico sino que también tiene propiedades anticancerígenas. Además es diurética, antidiarreica y un buen antiácido para proteger el estómago.
Una col rizada recién cosechada del huerto.
Aplicando sus hojas en una cataplasma tibia y dejando reposar un par de horas, alivia los dolores causados por el reumatismo.
Posee propiedades antiinflamatorias y su forma de utilizarla es aplastando con un rodillo de amasar sus hojas y aplicándolas sobre la piel inflamada. Estas se dejan actuar toda la noche como un emplasto. También es excelente para aliviar hemorroides, llagas y dolores del nervio ciático.
Con su jugo frotado sobre el cuero cabelludo se estimula el crecimiento del cabello y combinando la col cocida con miel podemos prepararnos una pomada cicatrizante.
Para completar este artículo sobre la berza quiero dejarte una exquisita receta de “Canelones de col gratinados con bacon” elaborados por el blog de ‘Anna Recetas Fáciles’. ¡Que la disfrutes!
http://anarecetasfaciles.blogspot.com.es/2015/02/canelones-de-col-gratinados-con-bacon.html
Si te ha gustado este artículo,
te invito a seguir los artículos del blog suscribiéndote a la Newsletter.
Participa en las redes sociales de Portal Jardín:
Facebook  Twitter  Google+  Pinterest  Instagram  YouTube
También puedes ayudarme compartiendo este artículo. ¡Gracias!

Te puede interesar

Escribir un comentario