Estás aquí:
Tomates enfermos Enfermedades Huerto 

Tomates enfermos

 

Nuestras plantas son seres vivos y necesitan cuidados básicos para poder vivir. Las tomateras no escapan a esta regla y nos exigen un mínimo de cuidados para dar sus maravillosos frutos antioxidantes.
La planta de tomates necesita dos elementos esenciales para progresar: agua y calcio. Si nuestros tomates empiezan a ennegrecer desde su punta inferior es síntoma de que alguno de estos dos elementos le falta.
Todas las plantas necesitan el agua como canal de acceso a los nutrientes que tiene el suelo por lo que, a veces, es difícil determinar si la necesidad que tiene la planta es de agua o de algún otro componente del suelo o bien de ambas cosas.
Muchas veces el suelo parece húmedo pero sólo lo está en su superficie. Una forma de saber si realmente está húmedo es introduciendo un palillo de madera y comprobar hasta qué profundidad llega la humedad.
Si el problema es la falta de calcio a nuestras tomateras, un remedio casero es aprovechar las cáscaras de huevos, las machacamos y las espolvoreamos directamente en la tierra. Esto también nos vendrá bien en el caso de que queramos ahuyentar a los caracoles ya que detestan reptar sobre las cáscaras de huevos.

Si te ha gustado este artículo,
te invito a seguir los artículos del blog suscribiéndote a la Newsletter.
Participa en las redes sociales de Portal Jardín:
Facebook  Twitter  Google+  Pinterest  Instagram  YouTube
También puedes ayudarme compartiendo este artículo. ¡Gracias!

Te puede interesar

Escribir un comentario