Estás aquí:
Rotación de cultivos Consejos Huerto Jardín 

Rotación de cultivos

La rotación de cultivos es sumamente importante para la salud del suelo de nuestro huerto.

Esta rotación de cultivos consiste en sembrar y plantar en el mismo lugar diferentes familias de hortalizas y de esta forma no agotar la riqueza del suelo.

En el momento de la planificación de nuestro huerto es importante tener en cuenta la alternancia y la compatibilidad de los cultivos. O dicho de otra forma: la rotación, cada año o cada dos años, de los diferentes tipos de hortalizas en un mismo espacio de terreno. La finalidad es ir alternando plantas con necesidades nutritivas y características de desarrollo diferentes. También evitamos la proliferación de parásitos vinculados a un determinado tipo de cultivo.

No participan, en esta rotación, las plantas perennes o con un ciclo plurianual, en otras palabras, las que ya tenemos plantadas en nuestro huerto, ya sea del año anterior o de otros años atrás.

Rotación de cultivos- Portal Jardín

Una rotación de cultivos equilibrada:

Si hacemos un rotación equilibrada, podremos reducir la cantidad de abono aportado al terreno siguiendo estas pautas:

  • 1er. año: Abono con estiércol, guano, mezclas de cuerno-sangre: Especies vegetales exigentes.
  • 2do. año: Abono con compost. Especies vegetales de exigencia media.
  • 3er. año: Abono con compost. Especies vegetales de exigencia mínima.
  • 4to. año: Vuelve a comenzar el ciclo en el 1er. año.

 

Exigencias de nutrientes de diferentes hortalizas

  • Abono con estiércol: coles, coliflor, patata, pepino, puerro, tomate.
  • Abono con compost: ajo, aromáticas, calabacín, calabaza, cebolla, colinabo, espinaca, guisantes, judías, lechugas, melones, pimientos, rábanos, remolacha, zanahorias.

 

Ejemplo de rotación de cultivos

  • Ajo y cebollas   alternar con   lechugas.
  • Judías   alternar con  canónigos, endivias, espinacas, lechuga, zanahorias.
  • Guisantes   alternar con  calabacines, coliflor, repollo.
  • Rábanos   alternar con  tomates o pimientos.
  • Berenjenas   alternar con  apio.
  • Pepino y calabacines   alternar con  puerros, lechuga, berza.

 

La compatibilidad entre cultivos

Se refiere a plantar en el mismo lugar distintas especies de hortalizas con la finalidad de conseguir un mejor aprovechamiento del suelo y una colaboración recíproca entre las especies vegetales intervinientes.

Los factores a tener en cuenta al momento de decidir cómo combinar estas especies son:

Ejemplo: Achicoria, canónigos, guisantes, pepinos.

  • Distinta época de cosecha.
  • Distintas necesidades nutritivas.
  • Diferente desarrollo de raíces (raíces superficiales  vs. raíces profundas)
  • Diferente desarrollo de follaje (hojas finas y largas vs. hojas grandes y anchas)

 

Ejemplos de compatibilidad de hortalizas:

  • Ajos, guisantes, nabos, zanahorias.
  • Ajos, cebollas, judías, lechugas, tomates, zanahorias.
  • Coles, judías, lechugas, pepinos, puerros, tomates.
  • Apio, coles, guisantes, judías, pepinos.
  • Achicoria, cebollas, lechugas, tomates.
  • Calabacines, cebollas, espinacas, zanahorias.
  • Coles, judías, pepinos, puerros, rábanos, tomates.
  • Apio, coles, pepinos, puerros, tomates.
  • Cebollas, espinacas, nabos, patatas, rábanos, zanahorias.
  • Calabacines, cebollas, guisantes, judías.

 


Si te ha gustado este artículo,
te invito a seguir los artículos del blog suscribiéndote a la Newsletter.
Participa en las redes sociales de Portal Jardín:
Facebook  Twitter  Google+  Pinterest  Instagram  YouTube
También puedes ayudarme compartiendo este artículo. ¡Gracias!

Te puede interesar

Escribir un comentario