Consejos Huerto Jardín Plantas de exterior Plantas de interior Popular 

La mejor agua para regar las plantas

Muchas veces me preguntan cuál es la mejor agua para regar las plantas, sobre todo las del huerto, ya que está claro que el tipo de agua que usemos en el riego afectará a los frutos que posteriormente ingeriremos y por lo tanto a nuestra buena o mala salud.

Como he cambiado varias veces de huerto, he tenido la oportunidad de regar con aguas de distintos orígenes: agua del grifo, de pozo, de canal de riego comunitario y también de lluvia recogida y almacenada. Como resultado esta experiencia me ha hecho ver que cada una tiene sus ventajas e inconvenientes.

Tipos de agua de riego

Los tipos de agua de riego más habituales, según su procedencia, los podemos clasificar en:

Agua de lluvia

Sin duda es la mejor opción para regar el jardín o el huerto si vives en una zona no muy contaminada. Se tiene el pre-concepto de que toda el agua de lluvia es buena pero no es así. En una ciudad con mucha contaminación ambiental, el agua de lluvia es ácida y está contaminada como el aire de esa ciudad ya que al llover se limpia el aire arrastrando las partículas contaminantes.

En cambio si vives una zona rural con el aire más puro, el agua de lluvia será una bendición para tus plantas y además es ¡gratis!. Al utilizarla estamos ahorrando agua, dinero y, a la vez, estamos siendo solidarios con el medioambiente.

La recogida más habitual es aprovechar el agua de lluvia que cae sobre el tejado y conducirla a través de canalones a un depósito ya sea enterrado o a nivel del suelo. 

Si tienes un pequeño patio puedes recogerlas en cubos que suministrarán suficiente cantidad para regar tus plantas de interior.

Lamentablemente, no todos tenemos la posibilidad de almacenarla ya sea por falta de espacio o por vivir en edificios. 

Agua de pozo

Es otra opción de riego muy válida. Pero ¡ojo! ten en cuenta que sería conveniente realizar un análisis del agua ya que este tipo de agua se encuentra muy expuesta a la contaminación que se filtra desde la superficie. Puede darse el caso de estar rodeados de parcelas de uso agrícola en las que se utilicen herbicidas, abonos químicos, etc. que se filtren a través del suelo y acaben en tu agua de pozo.

Otro factor a tener en cuenta es que este tipo de agua es muy fria y puede dañar las raíces de las plantas por lo que es aconsejable almacenarla previamente en depósitos y evitar regar directamente.

Agua potable o del grifo

En entornos urbanos es la opción más cómoda pero no debemos olvidar de que a este agua para ser potable se le añade bastante cloro. Para que éste se evapore es conveniente dejarla reposar entre 12 y 24 horas. 

Lo mismo sucede con el agua de la piscina, se puede utilizar pero tendríamos que dejarla reposar para eliminar el cloro.

También es posible que ese agua tenga mucha cal y hay plantas que no lo toleran bien, sobre todo aquellas que son acidófilas (gardenia, azalea, hortensias, rododendro, etc.) Afortunadamente hay preparados que se pueden comprar para suavizar estas aguas duras.

Agua de canal de riego

Esto es un poco lotería, ya que tendríamos que saber cuál es el origen de este agua: río, estanque, laguna, embalse, etc. y luego conocer su recorrido, por dónde pasa, por qué fincas, hay ganado? hay cultivos agrícolas? Se usan herbicidas? Abonos químicos? …Para quitarnos todas estas dudas tendríamos que hacer análisis del agua. 

Por otro lado, en los embalses y lagunas suelen proliferar algas que bloquean las conducciones de los sistemas de riego. La solución es echar cloro aunque resulte contradictorio con lo que he estado diciendo anteriormente del agua potable o grifo a la que hay que dejar reposar para que este cloro se evapore.

la mejor agua para regar las plantas

Aguas embotelladas

Agua mineral

Hay muchas variedades de agua mineral con distintas concentraciones de sales y minerales. Aunque resulte ser un agua buena para el riego de nuestras plantas, es inviable por su coste económico.

Agua destilada

Este agua, que solemos utilizar para planchar, no contiene minerales y por lo tanto no aporta nada a nuestras plantas. 

¿Cuál es la mejor agua para regar las plantas?

Después de haber enumerado las principales fuentes de riego y viendo que ninguna es perfecta, vuelve a surgir la misma pregunta: ¿Cuál es la mejor agua para regar las plantas?

La respuesta depende de tu situación, tu entorno y tus posibilidades.

Recoger el agua de lluvia es buena idea y es una forma ecológica de regar las plantas. 

Utilizar el agua del grifo es muy cómodo pero ya hemos visto que debemos dejar reposar y evaporar el cloro. 

Agua de pozo o de canal de riego puede ser una buena opción aunque es recomendable realizar un análisis químico para conocer sus valores y así poder regar tranquilos.

En resumen, la decisión está en tus manos, conociendo ya lo anteriormente dicho puedes sacar tus conclusiones y elegir la mejor agua de riego para regar tus plantas.


Si te ha gustado este artículo, 
ayúdame comentándolo y compartiéndolo ¡Gracias!
Facebook  Twitter  Pinterest  Instagram  YouTube
¿Deseas recibir mis artículos por email? · Sí, quiero suscribirme a la Newsletter 

Te puede interesar

Escribir un comentario