Estás aquí:
Del florero al plato: Las flores también se comen Jardín Popular Recetas de Cocina 

Del florero al plato: Las flores también se comen

¿Sabías que hay muchas flores comestibles que podemos incorporar a nuestro menú? No sólo los tallos, hojas, frutos y raíces son las únicas partes comestibles de las plantas, algunas flores se pueden utilizar en ensaladas, postres, confituras, licores, etc.

¿Cómo consumir las flores comestibles?

Se pueden degustar frescas y crudas como ingrediente de una ensalada, siendo mejor alinearlas en el momento en que se van a consumir para que las flores no se marchiten.

Son ideales para añadir en yogures y helados, preparar aperitivos y licores, decorar postres y tartas, hacer infusiones y condimentar salsas. Aportan glamour, femineidad, delicadeza, aromas, sabores y muchísima originalidad.

Otra forma de consumirlas es cristalizadas con azúcar, proceso que ayuda a su estado de conservación y consiste en bañar las flores con un glasé de azúcar para posteriormente secarlas al horno.

flores comestibles

¿Cómo obtenerlas?

Si cultivamos las flores nosotros mismos no correremos riesgos pero si son silvestres o recogidas del campo es importante tener la certeza de que las plantas no han sido tratadas con insecticidas, como tampoco es aconsejable recogerlas de cunetas o lugares insalubres.

Las flores que encontramos en floristerías, viveros y jardines públicos tienen la finalidad ser usadas como adornos y no son comestibles porque generalmente contienen pesticidas.

Antes de comer cualquier flor es importante buscar información para saber si son flores comestibles o, si por el contrario, son tóxicas.

Además es conveniente empezar comiendo en pequeñas cantidades para comprobar la reacción de nuestro organismo ante un nuevo alimento y asegurarnos de que no somos alérgicos. 

flores comestibles

Para recolectarlas lo ideal es cortarlas por la mañana temprano el día que las vayamos a utilizar y consumirlas crudas, cocinarlas poco tiempo o añadirlas a último momento de la cocción para poder aprovechar todas sus propiedades organolépticas.

Al igual que las hortalizas y las frutas, son unas excelentes aliadas de nuestra salud por contener vitaminas, minerales y muchas otras propiedades benéficas según la flor que seleccionemos para nuestro menú.

Si tienes exceso de producción en tu huerto, por ejemplo, en pleno verano con los generosos calabacines y calabazas, puedes prescindir de algunos frutos y recolectar flores para iniciarte en este mundillo de la cocina con flores comestibles. También puedes probar en tu balcón o maceto huerto con la caléndula que es muy fácil de cultivar. 

flores comestibles

Lista de flores comestibles

– Albahaca (Ocimum basilicum): Sus flores aparecen sobre el final del verano y tienen un sabor muy similar al de sus hojas siendo aromática, algo picante y fuerte. Acompaña muy bien a salsas, tomates, sopas, guisos, ensaladas y hortalizas. 

flores comestibles

-Bergamota: (Monarda Cambridge): Muy decorativa de sabor fuerte y dulce, con flores rojas o rosas y pétalos muy finos y largos se puede utilizar en ensaladas, arroz, pasta e infusiones.

– Borraja (Borago officinalis): Muy popular en las comunidades de Navarra, País Vasco y La Rioja, es muy apreciada por sus tallos pero también se consumen sus hojas cocidas. Sus flores azules se pueden utilizar crudas o cocidas en ensaladas y bebidas refrescantes.

– Calabacín (Cucúrbita Pepo) y calabaza: frutos de diferentes especies de curcubitáceas, tienen  flores que se pueden consumir crudas, rellenas, rebozadas y fritas. Son muy decorativas de un color amarillo fuerte y su sabor es muy delicado. 

flores comestibles

– Caléndulas: (Calendula officinalis): Sus pétalos se pueden utilizar crudos directamente sobre ensaladas, arroces, pastas, guisos y sopas.  

flores comestibles

– Capuchinas (Tropaeolum majus): Sus hojas, flores y capullos se pueden comer crudas y tienen un sabor ligeramente picante para aportar a las ensaladas. También se puede incorporar en las tortillas aunque se aprovecha mejor cruda porque pierde su sabor durante la cocción.

– Claveles (Dianthus) y clavelinas (Dianthus barbatus): tiene sabor picante y son muy decorativas. Caramelizadas son excelentes para decorar en repostería. 

flores comestibles

– Girasol: (Helianthus annuus): Son popularmente conocidas sus semillas que se consumen como pipas saladas y tostadas y con las que también se elabora el aceite de girasol. Pero también se pueden consumir sus pétalos crudos en ensaladas.

flores comestibles

– Hisopo: (Hyssopus officinalis): tiene propiedades como antitusivo, expectorante y antiséptico. Es muy parecida a la lavanda tanto en sus tallos como en sus flores azules. También tiene flores blancas y rosas. Sus flores se utilizan secas y su sabor es fuerte.

– Manzanilla (Matricaria Chamomilla): Tanto sus flores como sus hojas se utilizan en infusión por sus propiedades digestivas y relajantes. Su sabor es fuerte y bastante amargo.

– Rosas: Es seguramente la flor más utilizada en repostería con sus pétalos caramelizados que aportan belleza, color, aroma y sabor a cualquier pastel. También se puede emplear para mermeladas y jaleas. Helados y sorbetes es otra opción para utilizar pétalos de rosa. También se puede añadir a la miel o en infusión en vinagre. 

flores comestibles

– Rúcula (Eruca sativa): Sus flores al igual que sus hojas tienen un sabor fuerte y picante. Estas se añaden crudas a las ensaladas. También se pueden utilizar en infusión.

– Saúco (Sambucus nigra L.): Es un árbol poco pretencioso que crece en cualquier sitio.  De esta planta sólo se pueden utilizar sus flores y frutos. Sus semillas, hojas y corteza pueden ser tóxicos. Sus flores se recolectan en primavera y otoño secándose en un lugar seco y oscuro. Se utilizan para infusiones y su fruto, que sólo puede consumirse cocido, en mermeladas. No debe confundirse con el Yezgo o saúco menor (Sambucus ebulus) que tiene frutos muy tóxicos.

– Vellorita: (Bellis perennis): es muy resistente y decorativa por lo que se suele utilizar en parques y jardines públicos. Sus flores se presentan en variedad de colores y sus hojas son de un verde brillante. Sus pétalos comestibles se pueden utilizar en ensaladas.

– Violetas: violetas de olor (Viola odorata) y las trinitarias (Viola tricolor) con sus florecillas delicadas y pequeñas. Sus hojas y flores se pueden consumir crudas en ensaladas y caramelizadas quedan muy vistosas en repostería. También para preparar licores, caramelos, mermeladas y comidas saladas.

Y muchas otras más:

– Lavanda, margaritas, mentas y pensamientos: se utilizan en pasteles, confituras, jaleas y vinagres.
– Malvas: en ensaladas y sopas.
– Las aromáticas cebollino, romero y tomillo: como aderezo para comidas dulces o saladas.

– Además de amapolas, begonias, jazmines, magnolias, etc.

 

También te puede interesar leer:

Este listado de flores comestibles y tóxicas
flores comestibles
¿Te he dado ideas para una cena romántica?  
También es ideal para sorprender a tus seres queridos 
con una mesa especialmente perfumada y original. 

Si te ha gustado este artículo,
te invito a seguir los artículos del blog suscribiéndote a la Newsletter.
Participa en las redes sociales de Portal Jardín:
Facebook  Twitter  Google+  Pinterest  Instagram  YouTube
También puedes ayudarme compartiendo este artículo. ¡Gracias!

Te puede interesar

Escribir un comentario