Estás aquí:
El jardín en agosto Jardín mes a mes 

El jardín en agosto

Las hortensias están en plena floración en el mes de agosto.

El mes de agosto, como en todo el verano, hay que mantener las malas hierbas a raya y estar atentos al riego, si no llueve hay que regar con frecuencia debido a las altas temperaturas, sobre todo a las azaleas, rododendros y camelias que les gusta el suelo húmedo. Eso sí, conviene regar a última hora del día y evitar por completo las horas de mayor calor ya que calor y humedad es sinónimo de hongos.

Con el calor hay que controlar las plagas de pulgones de las rosas que le quitan energía y por lo tanto no producen nuevas flores. Para ello, como he comentado en otras entradas de este blog, podemos hacer una infusión de ortiga.  Ver: http://portaljardin.com/gran-aliada-de-nuestro-jardin-y-huerto/

Así como con los pulgones, también debemos cuidar que nuestras plantas no sufran por ataques de oídio, cochinilla y araña roja.

De algunas plantas, como los geranios, ciclamen y adelfa, podemos hacer esquejes.

Aquellas plantas que hayan acabado la floración pueden dividirse en matas.

El césped se torna amarillento por el calor y falta de agua. Debemos cortarlo con menor frecuencia y regarlo diariamente.

Y si aún no te has decidido por el diseño de tu jardín o bien quieres cambiarlo, ten en cuenta que si tu casa está rodeada de césped, plantas y, mejor aún, árboles será mucho más fresca en los meses de verano.

 

Los geranios son propensos a tener enfermedades si se les riega demasiado o le faltan nutrientes.

Hay frutales cuyos frutos pesan mucho y hacen que las ramas se doblen o que incluso puedan llegar a quebrarse. Podemos estar atentos a recogerlos a medida que vayan madurando pero mientras tanto lo ideal sería ayudar a esas ramas con unas horquillas.

La fruta está compuesta en gran parte por agua y por lo tanto los árboles frutales necesitan mucho aporte de ella durante la etapa de producción de frutos.

Si tienes un estanque con plantas acuáticas y peces, tienes que estar atento a la temperatura del agua y renovarla con mayor frecuencia quitando la suciedad y algas que puedan haberse formado.

 

Si te ha gustado este artículo,
te invito a seguir los artículos del blog suscribiéndote a la Newsletter.
Participa en las redes sociales de Portal Jardín:
Facebook  Twitter  Google+  Pinterest  Instagram  YouTube
También puedes ayudarme compartiendo este artículo. ¡Gracias!

 

Te puede interesar

Escribir un comentario