Estás aquí:

Calendario Lunar

Calendario Lunar

La luna influye, entre otras cosas, en el comportamiento del reino vegetal y por lo tanto, afecta directamente a las actividades agrícolas. En general decimos que:

Con luna menguante:

Sembramos y plantamos lo que crece bajo suelo. 

En el jardín: bulbos y tubérculos.
En el huerto: ajos, cebollas, nabos, puerros, remolachas, zanahorias, etc.

Sembramos y plantamos lo que crece sobre suelo.

En el jardín: rastreras, cubridoras y especies para borduras.
En el huerto: espinacas, lechugas, coles, etc.

Con luna creciente:

Sembramos y plantamos lo que crece alejado del suelo.

En el jardín: geranios, rosales, trepadoras, etc.
En el huerto: berenjenas, legumbres, pimientos, tomates, etc.

Tanto en el calendario lunar para el huerto como el que es para el jardín están divididos en 12 meses y en 2 fases lunares: cuarto menguante y cuarto creciente.

Estos dos calendarios que podréis descargar a continuación, están desarrollados para el hemisferio norte del planeta. Si se deseara aplicarlo al hemisferio sur, tendríamos que sumar 6 meses al mes que nos interese. Por ejemplo: enero del hemisferio norte es igual a julio del hemisferio sur.

El clima que se ha tenido en cuenta es el mediterráneo, para el clima continental hay que considerar las temperaturas mínimas de la zona y dejar para más adelante o proteger algunos cultivos que nos exigen mayor temperatura. Debido a ello, nos encontramos con dos terminologías usadas en los meses más fríos que nos sirven para proteger a los cultivos de las bajas temperaturas y las heladas: cama caliente y cultivo protegido.

Cama caliente: Lecho o cajón de madera cubierto con tapa acristalada. La siembra se realiza sobre material orgánico en fermentación o se caldea con resistencias. Se utiliza para hortalizas de ciclo largo en lugares donde el verano es corto y los frutos deben madurar antes del otoño.

Cultivo protegido: Es un método sencillo y popularmente utilizado. Se trata de cubrir los cultivos con plástico transparente, realizando invernaderos o simplemente túneles de plástico para guardar el aire caliente que se forma al atravesar el sol el plástico.

Escribir un comentario