Estás aquí:
Césped natural vs césped artificial Consejos Jardín Popular 

Césped natural vs césped artificial

¿A quién no le gusta ver el césped verde, bien cortado, cuidado, sin calvas, etc.?  Sin embargo, es posible, que no siempre se pueda mantener el césped en óptimas condiciones.

En primer lugar, el césped para tener buen aspecto debería ser uniforme, verde, estar siempre bien cortado y no tener claros.

Por lo tanto, para lograrlo son necesarios unos cuidados básicos que incluyan:

  • riego
  • corte
  • recoger la hierba cortada
  • utilizar un cortabordes para las zonas donde no llegue el cortacésped (orillas de caminos, alrededor de plantas y árboles, muebles de jardín, etc.)
  • siembra en los claros
  • abono
  • no pisar en exceso, etc.



Por diversos motivos como un clima inapropiado, escasez de agua, falta de tiempo para realizar su mantenimiento, pendientes pronunciadas, por ser un espacio muy transitado, etc. es preferible renunciar a un césped natural y recurrir  a soluciones menos exigentes y más prácticas como el césped artificial.

Césped natural versus césped artificial

Deberías plantearte el uso de césped artificial si reúnes algunos de estos factores:

  • Tiempo: No tienes tiempo para cuidar de tu jardín
  • Maquinaria: No posees maquinaria para su mantenimiento: cortacésped, cortabordes, escarificadora, rodillo, etc.
  • Agua: No dispones de suficiente agua para su riego
  • Clima: El clima no es benigno para el crecimiento del césped natural
  • Actividad: Es una zona de mucho tránsito y actividad intensa

 

Ventajas del Césped artificial

El césped natural es muy bonito pero si no se puede lograr tenerlo en perfectas condiciones, entonces debemos plantearnos el uso de césped artificial.

En ciertos casos, el césped artificial puede llegar a ser la elección más acertada, ecológica y económica.

Numerosas son las ventajas del césped artificial:

  • Siempre está perfecto
  • Requiere un mínimo mantenimiento
  • No necesita riego
  • No requiere fertilizantes ni ningún tratamiento químico
  • Es reciclable
  • No tiene partes calvas
  • De fácil colocación
  • Económico
  • Posee mayor resistencia frente al tránsito frecuente de personas, juegos de niños, etc.
  • Es ideal para colocar alrededor de una piscina porque, por un lado, no se ensucia el agua y, por otro, no se embarra el jardín.
  • Si tienes perro, éste no podrá escarbar el césped y, a la vez, no se ensuciará.
  • No atrae tantos insectos.
  • La mayoría de los últimos modelos llevan tratamientos higiénicos, anti alergénicos, anti estáticos y de protección contra los efectos perjudiciales del sol.

Césped natural versus césped artificial

Tipos

De acuerdo al uso que le vayas a dar y a tu presupuesto, tienes distintas variedades de césped para elegir.

  • Por la forma del hilo puede ser:
    • Diamante: la forma más innovadora.
    • En forma de C: muy realista y de fácil recuperación de la posición vertical.
    • Con nervio central: muy resistente y de fácil recuperación de la verticalidad.
    • De forma plana: suave y agradable.
  • Altura: La altura depende de gustos aunque la forma recta es más alta, suave y de color verde mientras que la rizada es más corta y de color amarillo amarronado.
  • Peso: A mayor peso proporciona más estabilidad.
  • Puntadas por m2: Cuantas más puntadas tenga será más tupido, realista y resistente.
  • Suavidad: La forma plana o en C aportan un tacto más suave.
  • Recuperación: La capacidad de recuperar la posición vertical.
  • Realismo: Cualidad conseguida con los colores, materiales y recuperación.
  • Resistencia: A los efectos del sol, humedad, etc.
  • Drenaje: Permitir el paso del agua evitando encharcamientos.
  • Materiales: Combinación de distintos plásticos para otorgar un efecto más realista.

 

Césped natural versus césped artificial

Mantenimiento

Aunque el mantenimiento que requiere es mínimo, unos cuidados básicos y su limpieza es posible que ayuden a conservarlo en mejores condiciones durante más tiempo.

Por lo tanto, para alargar su vida y conservar su buen aspecto es aconsejable:

  • Cepillarlo: En sentido contrario a la dirección de las fibras.
  • Regarlo: Una o dos veces al mes y con más frecuencia en verano.
  • Reponer la arena de sílice: Por el tránsito y por el clima, la arena se puede desplazar por lo que conviene reponerla y rellenar los huecos vacíos.
  • Aplicar higienizador: Contra insectos, bacterias, etc.
  • Tener cuidado con las barbacoas: Por más que el material sea ignífugo puede dañarse.
  • Limpiarlo: las manchas, excrementos de mascotas, etc. se pueden limpiar con agua y jabón mientras que los chicles se pueden quitar con hielo.



En conclusión, un jardín con césped natural puede llegar a ser un espacio de ensueño, sin embargo, si no es posible realizar un mantenimiento adecuado, entonces es recomendable colocar césped artificial.

Sobre todo, ofrece numerosas ventajas y su aspecto es tan realista que incluso tocándolo a veces dudas si es natural o artificial 😉


Si te ha gustado este artículo, ayúdame comentándolo y compartiéndolo ¡Gracias!
Facebook  Twitter  Google+  Pinterest  Instagram  YouTube
¿Deseas recibir mis artículos por email? · Sí, quiero suscribirme a la Newsletter 


 

Te puede interesar

Escribir un comentario