Estás aquí:
De excursión al campo y ¡volvemos con almendrucos! Huerto Recetas de Cocina 

De excursión al campo y ¡volvemos con almendrucos!

Un fin de semana soleado de invierno ideal para pasear por el campo y, como siempre, llevarnos nuestra bolsita salvadora, la que esperamos llevar vacía y volver con ella llena de cualquier fruto de la tierra que podamos recoger por el camino y que no tenga dueño.Si os acordáis, al finalizar el verano salimos de paseo y recogimos muchas moras con las que nos preparamos una estupenda mermelada.
Además es tan fácil de hacer que no necesitáis nada más que moras porque incluso hasta la podéis preparar sin azúcar ya que es una fruta que espesa sola, simplemente las laváis, le quitáis el rabito del tallo y las poneís a cocer durante media hora revolviendo constantemente, luego las pasáis por una trituradora y ya está. Y si la queremos enriquecer le podemos añadir azúcar, canela, manzana, etc. ¡lo que se nos ocurra!
Las moras recogidas y la mermelada de moras que hice en el pasado mes de septiembre.
Pero ahora estamos en invierno y es un excelente momento para ir tras aquellos almendrucos que se han quedado sin recoger siendo que muchos al estar ya maduros han caído al suelo y, siempre y cuando estén en buenas condiciones, también los podemos coger. 

Los almendrucos recolectados en el paseo por el campo.

 

Dice la RAE que el almendruco es el fruto del almendro, con el mesocarpio todavía verde, el endocarpio blando y la semilla a medio cuajarse. Pero, por estos pagos, popularmente se le llama almendruco al fruto del almendro en cualquier estado de maduración.
Los almendros empiezan a producir a los tres o cuatro años de plantados aunque sus producciones son un poco impredecibles. Nos daremos cuenta cuándo cosechar sus frutos porque su cáscara exterior de color verde se abrirá y caerá al suelo.
Los almendros se anticipan a la primavera ya que es uno de los primeros frutales en florecer.
Del almendruco obtenemos la almendra, un fruto seco muy valorado sobre todo para repostería y postres aunque también hay muchas otras posibilidades de utilizarlo en la cocina en la típica comida navideña “cardo con almendras”, en la famosa “Tarta de Santiago”, turrones, mazapanes, pollo o cordero con salsa de almendras, leche de almendras, entre otros muchos usos incluido el que se da en la industria cosmética.Las almendras son muy beneficiosas para nuestra salud ya que nos aportan ácidos grasos de calidad; minerales como el hierro, potasio, magnesio, manganeso, calcio y fósforo; vitaminas B y E; fibra; proteínas y un importante aporte de energía por lo que es recomendable comer un puñadito de almendras diariamente.

 

Con un cascanueces en plena faena rompiendo los almendrucos para obtener las almendras.
Una vez recogidos los almendrucos, los abrimos con un cascanueces y separamos las almendras que pondremos a secar preferiblemente al sol para luego conservarlas en un bote hermético hasta su uso. Y como todo se aprovecha, los deshechos de sus cáscaras los guardaremos para utilizarlo como drenaje en el fondo de las macetas antes de llenarlas con tierra. ¡Si son todo ventajas!Y para que no os dejéis las almendras guardadas en un rincón del armario de la cocina, le he pedido a mi amiga Anna de Anna Recetas Fáciles que me ayude a preparar una receta con almendras y éste es el fantástico resultado:

 

http://anarecetasfaciles.blogspot.com/2015/01/tarta-de-hojaldre-con-almendras.html

Si te ha gustado el paseo por el campo, 
te invito a seguir los artículos del blog suscribiéndote a la Newsletter.
Participa en las redes sociales de Portal Jardín:
Facebook  Twitter  Google+  Pinterest  Instagram  YouTube
También puedes ayudarme compartiendo este artículo. ¡Gracias!

Y si te ha gustado la receta,
te invito a seguir a Anna Recetas Fáciles en sus redes sociales:
Facebook  Twitter  Google+  Pinterest  YouTube

Te puede interesar

Escribir un comentario